Celebrar 38 años, la nota mayor de Filarmed

Noche de celebración para reconocer y agradecer a músicos, público, aliados y patrocinadores, quienes han participado del crecimiento de la orquesta.

El sábado 17 de abril a las 7:00 p.m. por redes sociales, la Orquesta Filarmónica de Medellín -Filarmed- celebrará sus 38 años con el Concierto de Aniversario, en el que varios grupos de cámara de la orquesta celebrarán interpretando música de diversos lugares del mundo. En esta transmisión virtual queremos hacer partícipe a toda la audiencia sintiendo la emoción de la música de cámara.

El Concierto de Aniversario se presenta en alianza con Comfama, con el apoyo del Ministerio de Cultura y la Alcaldía de Medellín, y el patrocinio de Bancolombia y EPM.

“El sueño inició cuando fundé una orquesta en el garaje de mi casa. El 16 de abril de 1983 es la fecha que marcó el inicio de un camino que, a pesar de estar marcado por dificultades, ahora me llena de orgullo y satisfacción. Actualmente Filarmed, gracias a su modelo de transformación social, educativo y artístico, coloca a Medellín como una de las más importantes urbes culturales de toda Latinoamérica”. Alberto Correa, fundador y director emérito de la orquesta.

Celebrar la memoria

Para el maestro Correa han sido 38 años de profundas emociones y alegrías en Filarmed, de los cuales destaca cuatro momentos que han marcado su historia artística. Primero, en 1985 la ejecución de los Triunfos de Orff que se hacía por primera vez en el mundo, en una misma noche, la escenificación de las tres cantatas de amor de Carl Orff; se hizo durante siete días y un octavo para la Televisora Nacional. Segundo, en el año de 1995 se hizo Queen sinfónico, con arreglos y dirección del maestro Louis Clark y luego The Beatles sinfónico. Tercero, en 2013 el nombramiento de Francisco Rettig como director titular, el cual le dio consolidación, altura y fortalecimiento artístico a la orquesta por haber interpretado la mayoría de las sinfonías de Mahler, Bruckner y Strauss, obras que pocas orquestas a nivel mundial ejecutan por su complejidad técnica. Cuarto, en 2019 la primera gira internacional de Filarmed con la participación en el Festival dei 2 Mondi en Spoleto, Italia

El papel que desempeña Filarmed es transformar la vida cultural del país a través de recitales y conciertos, y la difusión de obras nuevas de jóvenes compositores y una amplio catálogo que involucra no solamente el repertorio clásico universal sino también las músicas populares, religiosas y contemporáneas. Además promueve el talento nacional, con la residencia de destacados compositores y directores colombianos”. Jorge Pinzón, compositor residente .

Una orquesta orgullosa de su calidad artística

En sus  38 años la Orquesta ha difundido la música universal en conciertos en los más distintos escenarios. Directores de la talla de Krzystof Penderecki y Andrés Orozco-Estrada, y solistas como  Lang Lang, Santiago Cañón, Liviu Prunaru, concertino de la Royal Concertgebouw de Holanda y Stefan Dohr, primer corno de la Filarmónica de Berlín han estado en escena con Filarmed. “En el país nos sentimos orgullosos de su altísimo desempeño, reconocimiento y su loable labor cultural”. expresa el maestro Pinzón.

La música nos une en la distancia

Filarmed es una casa andante de puertas abiertas, es una familia grande, es diálogo y sonido, es una invitación a escuchar, a juntarse, es compromiso, disciplina y sensibilidad, es un lugar para encontrarse y encontrarnos”. Natalia Valencia, compositora

La pandemia nos obligó a adaptar formatos, a preparar nuevos repertorios para fortalecer los grupos de cámara. Nos llevó a desarrollar nuevas destrezas, como grabarnos de manera independiente, transmitir nuestros conciertos por redes sociales, hacer presencia y acercarnos al público poniendo la música en conversación con otros temas. Después de un comienzo sin claridades, logramos desarrollar una programación que se conectó con el público.

Además, el 2020 nos enseñó que hoy, más que nunca, no somos una orquesta de Medellín sino del mundo, pues la apertura de los canales digitales nos ha permitido expandir y visibilizar nuestra música sin fronteras. Además, nos reafirmó el valor de la música para sanar y animar el espíritu del público.

Filarmed es agente de transformación social

Llevamos la música a la gente, y permitimos que las personas tengan acceso de múltiples maneras a ella. Primero, llevamos a cabo un modelo de formación musical enfocado en la práctica artística y el desarrollo de valores. En este programa entran en contacto con la orquesta cerca de 10.000 niños de varios municipios al año, y 750 participan de manera constante en programas de iniciación musical y en práctica orquestal, en San Jerónimo, La Ceja, Apartadó, Turbo, Carepa y Chigorodó. Segundo, trabajamos en el fortalecimiento de un par de programas en los que hacemos patente que la música puede transformar vidas, uno con población neurodiversa, llamado Soy Músico, y el Coro Reconciliación en el que víctimas y participantes del conflicto suman sus voces y nos dan ejemplo de construcción de paz.

Filarmed como entidad cultural promotora de la gran diversidad artística deja una huella indeleble en las nuevas generaciones, ratificando el mensaje de seguir forjando nuevos caminos, nuevos ideales artísticos, así como la formación de públicos, y una amplia cobertura en todos los niveles culturales. De igual manera nos estimula a preservar el espíritu y los valores que como nación nos corresponde engrandecer dignamente.

La Orquesta para la ciudad es uno de sus grandes valores culturales. Filarmed está dejando un legado muy importante que sirve de testimonio para las futuras generaciones y su reto es continuar su camino para el beneficio de la ciudad, la región y el país”. Eduardo Carrizosa, director colombiano

Música de cámara para celebrar 

Melodías que expresan emoción y gratitud enmarcarán la celebración de los 38 años de Filarmed.

Disfrutaremos de la música europea Cuarteto de cuerda N° 1 “De mi vida” (Allegro vivo appassionato) de Bedřich Smetana y St. Paul’s Suite Op. 29 (Giga: Vivace) de Gustav Holst; de América del Norte A Western Fanfare de Eric Ewazen y Pastoral para quinteto de vientos de Amy Beach; y de América Latina Metamorfosis de VC4, Totó de Reinaldo Tobón y Arabesco (versión para arpa) de Luis A. Calvo.

La música de cámara es exigente y posibilita a los instrumentistas trabajar elementos técnicos y artísticos que en la conformación orquestal no se emplean. En la música de cámara cada sonido es mucho más profundo y se escucha por completo, es casi una experiencia cristalina. Cada intérprete juega un papel de solista, porque tiene el reto de expresarse más individualmente”. Jaime Martínez, principal de oboes
0Semanas0Dias0Horas0Minutos0Segundos

 

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.